¿Qué son los Programas de Fidelización y por qué se debe apostar por ellos?

Según recientes estudios, cuesta de 5 a 10 veces más adquirir nuevos clientes que fidelizar uno que ya tenemos. Además, un cliente existente y actual gasta en nuestra empresa un  promedio de un 67% más que uno nuevo.

Cifras como éstas, demuestran lo importante que es para tu negocio, retener a los clientes existentes a través de un programa específico de fidelización dirigido exclusivamente a reafirmar su lealtad y fidelidad.

Pero… ¿Qué son los programas de fidelización y en qué consiste?

Se trata de una estrategia de marketing establecida por una empresa con el propósito de premiar las compras de sus clientes habituales, por lo que se produce en éstos un sentido de lealtad y fidelidad hacia dicha empresa.

Este tipo de programas se basa principalmente en ofrecer acceso a créditos en tienda, descuentos, premios y cualquier otro tipo de beneficio que logre afirmar y reforzar su compromiso con la marca.

¿Por qué se debe apostar por una solución de fidelización?

Como cualquier estrategia de marketing, un programa de fidelización requiere la adquisición de recursos que puede que actualmente se tengan priorizados para otras actividades.

Si aún no estás pensando en invertir en uno, toma en consideración los siguientes motivos por los que deberías, al menos plantearlo, si quieres mejorar los ingresos de tu empresa y maximizar el retorno de tu inversión.

  1. Incrementa tus ingresos.

Según una publicación realizada por Forbes en Febrero de 2013, mantener un cliente actual cuesta 7 veces menos que adquirir uno nuevo.

Por lo tanto, los recursos que destines a crear y poner en marcha programas de fidelización no tienen punto de comparación con los gastos empleados en la búsqueda de nuevos clientes.

Además dichos gastos que puedas realizar al implantar un sistema de fidelización, se ven ampliamente cubiertos por los ingresos adicionales obtenidos como resultado del mismo.

  1. Impulsa el crecimiento  de tu negocio

Aunque cada programa de fidelización, dependiendo de los objetivos trazados, produzca distintos resultados, ha sido demostrado el éxito rotundo de numerosas industrias después de la implementación de un sistema de fidelización.

  1. Mejora tu reputación online

Hay un gran dicho que debe convertirse en un referente a seguir “Un cliente satisfecho, es un cliente feliz”. Si tus clientes se sienten apreciados y valorados, lo más seguro es que permanezcan leales a tu negocio y que además lo recomienden a otros.

Finalmente todo nos lleva a un proceso de “boca a boca” que repercutirá positivamente en la reputación de tu negocio y por consiguiente su crecimiento.

  1. Hace feliz a tus clientes

Ofrecer incentivos o recompensas a tus clientes más fieles no produce efecto sobre los servicios o productos que ofreces, pero sí marca la diferencia a la hora de elegir entre su negocio o el de la competencia y sobretodo en la satisfacción de su cliente.

Un sistema de fidelización ofrece una relación de beneficio tanto para sus clientes como para su empresa.

  1. Ofrece un amplio conjunto de recompensas para una gama más amplia de clientes

Dependiendo del canal de compra de sus clientes (online u offline) podrás establecer un sistema de incentivos específicos que satisfaga las necesidades de cada uno.

Por ejemplo, si el mayor volumen de ventas o ingresos se produce a través de internet, deberías poner todos tus esfuerzos en mejorar el sistema de ventas y por ende mejorar también0 las recompensas. Si por el contrario, la mayor parte de tu negocio se lleva a cabo en tienda, deberías implementar un sistema específico para este tipo de clientes.

En función de tus necesidades y la de tus clientes podrás seleccionar entre una opción u otra, o ambas.

  1. Proporciona información acerca del comportamiento de tus clientes

Llevar a cabo un programa de fidelización, además de fomentar una relación cercana con tus clientes, te permitirá obtener datos de suma importancia para entender el comportamiento de estos en relación a qué evitan comprar y qué o en qué les induce gastar su dinero.

A través de métodos de prueba y error, podrás determinar qué tipo de incentivos provocan un mayor deseo de compra y cuáles por el contrario, no producen el mismo efecto.

  1. Una vez comienza, no deja de funcionar

Cuando ya tienes establecido un programa de fidelización, debido a su naturaleza cíclica se convierte en una máquina de producir y que jamás deja de funcionar.

Mientras más compra realice el cliente, más recompensa recibirá, lo que producirá que siga comprando.

 

Conclusión

Los programas de fidelización se han convertido en la mayor herramienta de marketing que contribuye a reafirmar la lealtad de tus clientes, además de mejorar positivamente la reputación de tu marca.

 

Si aún no has apostado por uno, este es el mejor momento para comenzar a hacerlo.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat