IMPRESIÓN EN SUBLIMACIÓN

La impresión por sublimación es un fenómeno en el que la impresora posee una cabeza térmica que al calentarse sobre la cinta de impresión hace que se vaporicen los tintes y penetren en la superficie brillante de las tarjetas plásticas antes de regresar a su forma sólida.

Para imprimir una tarjeta a todo color, ésta pasa por la cabeza térmica 4 veces, imprimiéndose en cada pasada el registro de cada color de los cuatro colores básicos: Amarillo, Magenta, Cian y Negro.

Los tintes vaporizados impregnan la superficie de las tarjetas creando una sutil variación en los bordes de los pixeles, produciendo así una calidad de impresión mayor que otros tipos de impresoras. La sublimación de tintes consigue una gama de millones de colores al combinar los colores primarios y variar el calor de la cabeza de impresión. Además, al impregnar la superficie, la impresión es menos vulnerable a desvanecerse o distorsionarse con el tiempo.